Saltar al contenido

Casadielles de Pola de Lena

Receta de Casadielles de Pola de Lena

La casadiella es un dulce típico asturiano.

Plato Postres
Cocina Asturiana
Raciones 6 personas

Ingredientes

Ingredientes para la masa

  • ¼ kilo de Mantequilla muy fresca o Margarina.
  • ½ kilo de Harina
  • 2 pocillos de Agua Fría
  • 2 cucharaditas de sal

Ingredientes para el Relleno

  • 10 cucharaditas de Azúcar
  • ½ vaso de Vino de Jérez Seco
  • 100 gramos de Mantequilla fresca
  • 1 kilo de nueces

Elaboración paso a paso

Preparación del Hojaldre

  1. Existen dos maneras de preparar el hojaldre, la fórmula que doy a continuación es de fácil realización, con resultados positivos.

  2. En un lado de la mesa se pone un poco de harina (ésta no entra en el peso).

  3. En una fuente el agua, la sal y la mantequilla o margarina fría; se ablanda un poco ésta con la mano, introduciéndola en el agua y se agrega toda la harina (el cuarto kilo) mezclándolo todo.

  4. Cuando está unido se vuelca sobre la mesa y se recoge, amasándolo ligeramente hasta conseguir una bola, si quedará seco (se nota cuando no une bien) se pone un poco de más de agua, todo esto debe de hacerse con rapidez, sin manipularla mucho.

  5. Entonces se coloca en el centro de la mesa, espolvoreándola antes con harina, para que la mantequilla o margarina quede repartida por igual al aplanarla, pues si se empezara por un extremo de ésta y no tiene espacio suficiente llegaría a reventar.

  6. Se espolvorea igualmente la bola de masa y se coloca el rollo también enharinado en el medio de la masa, agarrándolo por los extremos y haciéndolo girar, siempre con igual presión (suavemente) primero hacia arriba, volviendo a colocarlo en el centro y luego hacia abajo, espolvoreando la mesa y la masa cuantas veces corra peligro de pegarse al rollo o a la mesa.

  7. Se estira la masa cuidando que vaya muy derecha sin salientes, lo que quede desnivelado se empujara hacia dentro con un cuchillo.

  8. Cuando la masa haya quedado bien extendida (en una aproximación de unos cincuenta centímetros de largo por treinta de ancho) se calcula la tira en tres partes, se le dan dos dobleces cogiéndola por la parte de arriba, doblando la primera parte sobre la segunda y la tercera sobre la primera; a continuación se dobla a la mitad de derecha a izquierda, entonces se le da la vuelta de manera que la abertura del libro, aspecto que presenta la masa después de doblada, quede a nuestra derecha, quedando terminada así la primera vuelta.

  9. Una vez colocada la masa en esta posición, se raspa la mesa recogiendo la harina que se haya pegado, dejando ésta bien limpia se vuelve a espolvorear, se presiona con el rollo pegando los dobleces y se volverá a estirar de la misma manera que la primera.

  10. Dadas las cinco vueltas (todas igual que la primera), se coloca sobre el plato espolvoreado de harina, se cubre con un paño humedecido en agua fría y se coloca en nevera o sitio muy fresco durante dos o más horas. Cuanto más tiempo, mejor.

  11. Una vez reposada se utiliza.

Preparación del Relleno

  1. Se deslíe la mantequilla se introduce en ella el jerez y el azúcar.

  2. Luego se añade la nuez molida removiéndolo todo hasta hacer una pasta. Si quedase duro se añade un poco de agua.

  3. Reposada la masa se van cortando trozos pequeños (pues resulta más fácil enrollarlas) y se extiende con el rollo enharinado dejando la masa fina.

  4. Entonces se coloca sobre ella el relleno, se enrolla dándole una vuelta, se unta el borde con un poco de agua para que se pegue y se le da otra vuelta.

  5. Se corta con un cuchillo o cortapastas y con las puntas de un tenedor, se pegan los extremos, para que no salga el relleno y para evitar que se revienten al freírlas, se pinchan con un cuchillo puntiagudo en dos o tres sitios.

  6. Cuando están todas preparadas se van friendo en abundante aceite bien caliente, procurando empezar a freír por las primeras que se prepararon. Deben quedar muy doradas. En este punto se escurren bien, se colocan en una bandeja y se espolvorean con azúcar.

  7. El aceite debe colarse con frecuencia para que siempre esté limpio, de lo contrario las «casadielles» quedan de mal aspecto.